domingo, 3 de julio de 2011

Hotel Kron, de los creadores del Cuore y el Pirámides




De los mismos artistas de los interiores que dieron forma al Hotel Cuore o al Pirámides, llega el Kron, un  hotel en el sur de la Ciudad de México con una increíble ubicación. La combinación de colores rojo, blanco y negro le dan un look muy moderno y pasional, y como era de esperarse, cuenta con algunos interesantes desniveles en su diseño, así cómo algunas sorpresas ocultas en un pequeño espacio. Pero no les quitamos más el tiempo, vayamos directo a la reseña de este "hotel del amor" (con video-recorrido incluido).

1. Ubicación

El hotel está muy bien ubicado, en  Insurgentes Sur 3790, Tlalpan Centro, CP 14000, México DF., muy cerca de la UNAM (CU), apenas al sur de la altura de San Fernando, del lado con dirección sur a norte (por la Bodega Aurrera o el Samborns, aún no aparece en Google Maps ya que el hotel es muy nuevo y esas imágenes a nivel de calle tienen algunos meses). Ante cualquier duda o si requieren alguna información adicional, pueden llamar al número 5606 4838 o al  5665 5356. 

ACTUALIZACIÓN: Está justo enfrente de la estación Ayuntamiento de la línea 1 del Metrobus, hacia el sur, y esta justo a un lado del estacionamiento de un nuevo Superama que está también frente a esa estación del Metrobus. 

2. Precios (precios estimados a abril 2014)

Villa sencilla - $500 pesos (5 horas)
Villa sencilla - $900 pesos (hasta el día siguiente)
Villa con jacuzzi - $650 pesos (precio aproximado)
Villa con jacuzzi y sauna - $850 pesos (precio aproximado)
Villa alberca $2000 pesos (hasta el día siguiente)

En esta ocasión, entramos a la villa sencilla ($500 pesos), la cuál tiene un tiempo de 5 horas de uso (y a las 5 horas en punto nos hablaron a la habitación para recordarnos que se nos había terminado el tiempo), aunque hay opciones de estancia larga y la villa presidencial con alberca, al menos por lo que vimos en un video en la habitación, se ve realmente espectacular. 



3. Reseña de la Villa Sencilla de $420 pesos (por 5 horas)

Al llegar, el señor que nos atendió fue muy amable, de hecho al salir, nos comentó que la próxima vez que fuéramos preguntáramos por la Suite con alberca, que con mucho gusto nos podía mostrar la habitación sin ningún compromiso. Al entrar, pudimos ver que tienen un pequeño restaurante junto a la entrada, algo que puede servir como un primer lugar a donde llegar si llegan a pie o en MetroBus (hay una estación casi enfrente del hotel).


Reseñas populares