martes, 10 de julio de 2012

Motel Deskite, económico y con tubo incluido (reseña de la villa con jacuzzi)


Ya antes nos habían enviado una reseña del Motel Deskite, y como nos gustó lo que vimos en ella, decidimos visitarlo. En esta ocasión, elegimos la villa con jacuzzi. La gente que ahí trabaja es muy amable (excepto el dueño, un español que regaña a las mucamas todo el tiempo) y el motel está bastante escondido, lo cual es bueno para la privacidad. 

1. Ubicación

El Motel Deskite está en  Calle Mieres 49,  Colonia Cerro de la Estrella, Delegación Iztapalapa. Si van por Av. Tlahuac, desde Periférico rumbo a Av. 11, verán un letrero que dice motel y tendrán que dar vuelta a la derecha, si vienen de Av. 11 hacia Periférico, tendrán que cruzar al otro lado de Av. Tlahuac y buscar los letreros de motel. Está un poco escondido pero ya estando en esa zona es fácil encontrarlo.  Se puede llegar en transporte que recorra Av. Tláhuac, después de cruzar Av. 11 y antes de Periférico, bajarse en la UNIREM, al lado hay una agencia de autos y cruzando, en la esquina de Mieres hay una refaccionaria, (hay muchos señalamientos de "Motel Deskite", así que no hay pierde) y el motel se encuentra casi en la esquina del fondo. En este enlace encuentran el lugar en Google Maps.

Teléfonos: 5443 0807 y 5443 0808

También se puede llegar caminando, tanto desde Av. 11, como desde Periférico/San Lorenzo. En el mapa de Google (abajo), la calle aparece como "Merez" en lugar de "Mieres". 

2. Precios

Tiene dos tipos de habitaciones:
  • Habitación sencilla  $330 pesos
  • Suite con jacuzzi  $400 pesos 
Ambas tienen un límite de 6 horas, hay que aclarar que son bastante estrictos con el tiempo, a nosotros nos llamaron a las 5 horas y media para avisarnos que se nos acababa el tiempo.

3. Reseña de la villa con jacuzzi ($400 pesos por 6 horas)

 Lo primero que notamos, es que aunque la diferencia en el precio entre la villa sencilla y la de jacuzzi es mínima, quizá no vale la pena pagarlo ya que el jacuzzi es pequeño y no se ve muy cómodo que digamos.

Al entrar al estacionamiento (en auto o a pie) los recibirá una de las personas de limpieza y les indicarán que villa está disponible, y les cobrarán. Una vez dentro, hay que subir dos pisos de escaleras para llegar a una habitación que no es muy grande pero que está bien distribuida, además de contar con un tubo a la mitad de la habitación.


Como pueden ver, la habitación no está muy amplia pero si tiene de todo. Además, cuenta con un enorme espejo a un lado de la cama, para quienes gusten de esas cosas.

Reseñas populares